Columna de opinión

Por cronograma todo partía el Jueves 12, día en el cual los dueños de los vehículos llegarían al Hotel W. Pero la realidad fue otra, pues todo partió con filtraciones anónimas mediante internet de fotos de los autos en el aeropuerto hace ya unas semanas.

Una vez ya, todos en el Hotel, el ambiente se tornó un tanto desagradable, pues la excesiva cantidad de gente afuera del mismo hizo imposible el tranquilo actuar por parte de los miembros del Tour, y no sólo de ellos, sino también de los residentes y huéspedes del hotel, claro ejemplo fue el dueño de esta Ferrari F12 quién nada tenía que ver con el Tour y tuvo que ver como un “fanático” se sentaba en el capó del auto, mientras no tenía más alternativa que quedarse de brazos cruzados.

Del mismo modo, cuando un participante quiso pasear por las calles de Santiago en su Bugatti Chiron, se le hizo imposible hacerlo con tranquilidad, pues tenía un tumulto de gente atrás de su auto, algunos incluso lo tocaban y se jactaban de ello.

El Viernes 13 el panorama no fue muy distinto, la fanaticada estuvo desde el amanecer en las puertas del hotel, como si de una estrella de Rock se tratase. Con el paso de las horas los Bugatti, en su mayoría Veyron, empezaron a exhibirse dentro del recinto del hotel, pero lamentablemente gente no supo respetar, entre manoseos y gente apoyándose en los autos tomaron la determinación de cerrar el recinto.

Una vez con la caravana en marcha, el ambiente al fin se tornaba agradable, la gente ya no era un problema, los que decidieron acompañar el recorrido se comportaron excelente, los autos iban a velocidades moderadas y la buena disposición se lograba sentir, con una sonrisa, con un saludo, e incluso con los autos bajando la velocidad para que la gente pudiese hacerles fotos.

Finalizando su paso por Chile, los participantes almorzaron en Portillo, para luego encaminarse a Argentina, cruzando la ciudad y cordillera de Los Andes.

Pese a todos los inconvenientes el evento se pudo disfrutar, los autos se dejaron ver y el hotel supo manejar la difícil situación.

Le deseamos toda la suerte posible a los viajeros en su rumbo por Argentina y también a todos los spotters que intenten encontrárselos.

Próximamente, subiremos más fotos en la seccion Fotomotor, quédate atento.

 

Autovelox.

Le Mans es mística, una prueba increíblemente representativa del automovilismo a nivel mundial. Son 24 horas constantes donde sólo se respiran carreras puras. El desafío, ambiente, pilotos del más alto nivel y por sobre todo, pasión, son temas que desbordan en la cita más importante del automovilismo de turismo.

Leer más

 

Por años, luchamos por un espacio para descubrir lo que esconde el mundo del automóvil. Toda esa historia, todo ese arte que hay impreso en cada vehículo que se ha construido, debe ser rescatado en forma de poesía para quienes tenemos aceite en las venas.

Leer más